viernes, 8 de enero de 2010

Primeros entrenos 2010

El clima en Lima, como en otras partes del mundo, está loco, estamos en plena estación veraniega y sin embargo, no hay sol, por el contrario, nubes gordas cubren la capital peruana, gris nuevamente esta el cielo, mojadas las pistas y veredas, lo cuál hace más lenta mi recuperación, las fiestas navideñas y de cambio de año ya se fueron, pero me dejaron un prominente y hermoso estomago así como, una rutina alimenticia propia de un vacuno, se me ha quedado la costumbre de ingerir alimentos 5 ó 6 veces al día que antes quemaba con una exigente rutina de ejercicios que duraba entre 1:30 horas a 3:00 horas.

He dado el primer paso para revertir este terrible efecto post-navidad, nuevamente estoy inscrito en el gimnasio del club AELU, esta vez con una suscripción solo por el mes de Enero, y no trimestral como suelo hacerlo en invierno, la explicación, las vacaciones escolares para realizar un viajecito familiar, el destino, la fecha y la cantidad de días todavía no esta definido, pero la intención es determinante, al menos por parte de mi esposa y de mi hijo que ya fijaron en el calendario 2010 el mes de febrero como de probable.


Mi encuentro con la balanza fue, finalmente, desesperante, a pesar que mentalmente estaba preparado para "todo", uno siempre esperá no haber sido tan afectado por las fiestas, casi desnudo subí a la vetusta balanza, poco a poco fui calibrando los balancines, hasta encontrar la oscilación perfecta, esta vez recién se logro sobre los 81 kilogramos, cabizbajo baje de la balanza, mis peores pronósticos habían sido rotos, no esperaba más de 80 kilates, pero lo que más me preocupo es que mientras mi cabeza apuntaba al piso, mi mirada solo visualizaba los vellos sobre mi panza....!!!!

2 comentarios:

Arturo Fukuda dijo...

Buena la foto, entretenida la entrada, en resumen, buen blog.

Un gran reto dijo...

gracias mi Arturito. Pero la próxima publico una fota tuya, que seguro será más entrentenida por lo gordo que estás. A ver cuando te animas y salimos a trotar por tú casa, tienes un extraordinario paisaje para el entreno. un beso mi hermano.