viernes, 27 de febrero de 2009

AEROBARS





La pregunta me saltaba en la mente, como hacer para soportar cuatro horas o más sobre la bicicleta, la primera vez terminé con la cintura destrozada, además de otras partes de mi cuerpo que prefiero no especificar, y eso que en aquella oportunidad le metí algo más de dos horas en un circuito plano.
La respuesta, es la práctica, poco a poco se le van sumando minutos al entreno que acumulados resultan en más horas sobre la cleta, pero también es muy importante acostumbrarse al uso de los aerobars.
Extensiones al timón, los aerobars tienen que ser ligeros, grandes, muy cómodos, de tal manera que permitan un descanso a la posición de la columna, que durante buena parte del trayecto se mantiene en un ángulo de 60 grados, la posición sobre los aerobars, permite que los codos y antebrazos descansen sobre las barras, generando una posición casi horizontal sobre el timón, posición que ayuda en la aerodinámica del ciclista, las rutas largas presentan cambios en la fuerza y dirección de los vientos, cambios que usualmente son por tiempos cortos pero que restan fuerza al atleta que en su intento de mantener el mismo ritmo o velocidad da feroz lucha, logrando agotarse.....
Debo reconocer que al principio es sumanente incomoda la nueva posición, esto de ir echado sobre el timón, al inicio parece muy peligroso, sensación de inestabilidad, pues los brazos terminan casi juntándose, las manos ya no tocan el timón, las palancas de freno ya no están al alcance de los dedos, también una sensación de desorientación, pues al estar horizontal hay que elevar un poco más el cuello a fin que la cabeza gire para facilitar la visión hacia adelante....leía la otra vez en un blog como un ciclista en Lima a la altura de San Bartolo había estrellado su cabeza en la parte posterior de una combi que estacionada recogía pasajeros, el error fue del ciclista quién cogido de los aerobars, no levantó la cabeza lo suficiente, se concentró en el poder de sus piernas al pedalear, intento alcanzar al grupo de adelante, un descuido y terminó incrustado, gracias a Dios sin mayor daño que algunos rasguños y unos segundos de estar inconciente....
La práctica permite que el cuerpo se acostumbre a la nueva posición, tan bien se siente, que podrías pasar el 80% de la ruta sobre los aerobars, incluso me doy el gusto de hacer guerra de dedos entre mis manos, de pasadita me sirve para no agarrotarme o evitar se adormezcan los brazos.
Los aerobars también permiten obtener mayor fuerza al pedalear, al evitar la fricción al viento la cadencia se vuelve más fácil, "pedalear desde los brazos", se siente una potencia adicional a la hora de los piques.

3 comentarios:

nando dijo...

bkn tu blog, voy a recomendarlo y gracias por la motivación.

Un gran reto dijo...

Gracias Nando...nos vemos en la ruta.

Un gran reto dijo...

Gracias Nando...nos vemos en la ruta.